Contrariedades durante el embarazo

Contrariedades durante el embarazo

Los cambios hormonales, unidos  a la transformación que sufrimos las mujeres al acoger al feto, pueden provocar contrariedades pasajeras asociadas al embarazo. Con el tratamiento adecuado no perjudican ni a la madre ni al feto, y lo normal es que desaparezcan tras el parto.
La infección urinaria es junto con la anemia, una de las complicaciones más frecuentes. Ocurre cuando las bacterias de la piel, vagina o recto entran en la uretra y se desplazan hacia arriba. La más común es la infección asintomática, que no da molestias. Pero a veces las bacterias se detienen y multiplican causando cistitis.
El ginecólogo recetara antibióticos que alivian los síntomas con rapidez. Es fundamental terminar el tratamiento para eliminar todas las bacterias.
Para prevenirlo debemos mantener una higiene íntima adecuada, beber mucho líquido y tomar zumo de arándano (que previene mucho).

La anemia ocurre cuando en la sangre no hay suficiente hemoglobina para llevar oxigeno a las células. Puede provocar  cansancio que se suele confundir con el propio de la gestación. Se descubre en los análisis rutinarios simples.
Si es necesario el ginecólogo prescribirá un suplemento de hierro en pastillas. Para favorecer su absorción se recomienda tomarlo con zumo de naranja, por la vitamina C, y nunca con café, té, fibra o calcio que la dificultan.
Puede provocar prematuridad y bajo peso al nacer.
Podemos prevenir tomando alimentos ricos en hierro, como: berros, espinacas, lentejas, frutos secos, hígado, mejillones…

Los hongos vaginales o candidiasis es una infección provocada por el crecimiento excesivo de microorganismos comunes en la zona vaginal y el conducto intestinal. Los estrógenos pueden causara que los hongos crezcan más de lo normal.
Los síntomas pueden ser irritación de los labios vaginales y la vagina, y flujo blanquecino y cremoso. Puede provocar ardor al orinar y dolora durante las relaciones sexuales.
Se trata con medicación oral u óvulos vaginales, siempre recetados por el médico. Se ha comprobado que aplicar en la zona yogur natural con Lactobacillus mejora el ph de la piel y la flora vaginal.
Si persisten en el parto, el bebe puede contagiarse y contraer hongos en la boca, que no son graves y se tratan con facilidad.
Para prevenir hay que mantener la zona limpia y seca, ya que los hongos crecen en la humedad.

La ciática es una inflamación de un nervio que va por la región lumbar a las extremidades inferiores, provoca un dolor tan molesto que puede llegar a ser motivo de baja.
Se da un dolor intenso en un punto de la parte superior del glúteo, que se suele irradiar por la parte posterior del muslo y llega hasta el pie.
Para tratarlo se recomiendan estiramientos de la columna y calor local. Si es muy molesta el ginecólogo podría recomendar algún antiinflamatorio (pero no son aconsejables durante el embarazo, y menos el último trimestre).
Para prevenir la ciática es recomendable nadar, caminar y practicar yoga para fortaleces los músculos, usar zapatos de medio tacón y ropa que sujete bien la tripa. Y sobre todo cuidar bien la postura manteniendo la espalda recta, caminar erguida, no estar sentada mucho tiempo ni hacerlo con las piernas cruzadas. También hay que controlar el sobrepeso en el embarazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *