Diabetes gestacional

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es la presencia de glucemia que empieza o se diagnostica durante el embarazo. Ocurre porque las hormonas del embarazo pueden bloquear el trabajo que hace la insulina. Cuando sucede esto los niveles de glucosa pueden subir en la sangre de la mujer embarazada.

 
Cuando la embarazada padece la diabetes gestacional en los niveles más leves, con una dieta adecuada y algo de ejercicio, puede mantener la situación bajo control.

 
Las dietas adecuadas para tratar la diabetes en el embarazo contienen menos de calorías de las que se pueden permitir en este periodo, y son entre 1600 y 200 calorías diarias.

 
Se deben evitar alimentos dulces durante el desayuno.  Es necesario continuar con la dieta durante todo el embarazo.

 
Ya que todas las dietas no son iguales, las hay de 2000, como ésta, de 1800, de 1500…según cada caso. Aquí un ejemplo de dieta:

 
Desayuno: Elegir una de las opciones.

 
A.- Un vaso de leche semi/desnatada o 2 yogures desnatados + pan (40g) con una cucharada pequeña de aceite de oliva o margarina vegetal (10g)
b.- Un vaso de leche semi/desnatada o 2 yogures desnatados + cereales integrales sin azúcar.
Media mañana: Elegir una de las opciones.
A.- Pan (40g) + fiambre sin grasa (40g queso fresco, jamón york, jamón serrano, pechuga de pollo o pavo) o atún en lata sin aceite (40g).
b.- Una fruta mediana + un yogurt desnatado.

 
Almuerzo:

 
Siempre que se pueda, es mejor tomar sólo un primer plato (guiso tradicional con carne o pescado) acompañado de una ensalada sencilla y de postre una pieza de fruta.

 
A.- Hidratos de carbono complejos o azúcares de digestión lenta:
-Son los siguientes alimentos: patatas, legumbres, pasta y arroz.
-La cantidad de estos alimentos será de 3 cazos del alimento ya guisado sin caldo (se añadirá después) y sin otras grasas como chorizo, mocilla, tocino o la piel de las aves. Cuando se trate de arroz, no se deben tomar más de dos cazos. Si se quiere tomar pan con la comida, se pueden tomar 40 g pero se bajará el número de cazos servidos a dos.
B.- Carne o pescado (150g)
– Lo mejor es añadirlos al guiso anterior (ejemplo: macarrones con carne picada, paella o fideos con pescado, cocido con carne, etc.)Se ha de quitar toda la grasa visible y si es ave, la piel.
– Si se tomaran como segundo plato, se guisarán cocidos, al horno, plancha o microondas.
C.- Verduras
– Se pueden tomar en la cantidad que se quiera
– Si se utiliza aceite para aliñar ensalada o rehogar verduras, se hará en poca cantidad (una cucharada pequeña)
D.- Fruta: una pieza mediana, de cualquiera de ellas, evitando los higos, plátanos, uvas y chirimoyas.
Merienda: Elegir una de las opciones
A.- Un vaso de leche semi/desnatada + pan (40g)
B.- Dos yogures desnatados + una fruta mediana.

 
Cena:

 
Hidratos de carbono complejos o azúcares de digestión lenta:
-Dos cazos de guiso
-Se pueden cambiar x un cazo de guiso + 40g de pan o 80g de pan sin guiso.
.-Carne o pescado (100g)
-Se pueden cambiar x un huevo (cocido, en tortilla o revuelto, nunca frito) y 50g de fiambre sin grasa.
.-Verdura y fruta: como en el almuerzo.
Antes de acostarse: Un vaso de leche semi/desnatada o 2 yogures desnatados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *