Helados caseros sanos y naturales

Helados caseros sanos y naturales

Cuando estas embarazada, te apetece comer de todo, además unas mezclas rarísimas, como un cola cao con aceitunas, o un puré de patatas con uvas… Todo vale, y además si lo comes con gusto ni sienta mal ni nada.
Son cosas raras que nos pasa en este estado. Pero ahora con la llegada del verano y del calor, nos va a apetecer también, los helados. Que ricos y fresquitos son, pero mejor aún, si lo hacemos en casa, si preparamos unos ricos helados caseros sanos y naturales, además de vitaminas y fruta, nos quitaremos ese antojito de más.
Los helados son sanos y también alimentan. Dejamos atrás los mitos de que engordan muchísimo o que hacen daño a la garganta.
Hay dos grupos de helados, los de leche y los de agua.
Helados de leche: su valor nutricional está relacionado con el contenido en leche y ronda las doscientas calorías por ración. Además contiene calcio y vitaminas de algo valor biológico y grasas de origen lácteo.
Helados de agua: esta compuestos hasta de un ochenta por ciento de agua, y no aportan nada de grasas. El resto son frutas, porque lo que aportan a nuestra dieta vitaminas y minerales.
Si tu quieres también puedes preparar unos helados para tomar en casa, y más adelante se los podrás preparar  a tu hijo, ya que ellos pueden tomarlos a partir de los dieciocho meses sin ningún problema. (Exceptuando alergias y demás)
Las recetas de helado son muy sencillas de preparar, todas llevan una base grase para evitar que se cristalice, y el resto lo dejamos en tu imaginación: chocolate, fresa, vainilla, frutas…
Los beneficios de preparar el helado en casa es que tendremos el control sobre los ingredientes que se utilizan, asegurándonos que son de calidad y naturales, sin conservantes ni aromas perjudiciales para tu dieta.
Aquí pongo un ejemplo de helado de fresas, que es mi sabor favorito:

Ingredientes:
Medio kilo de fresas
100 gramos de azúcar
25 miligramos de azúcar invertido (esto se utiliza para ayudar a evitar la cristalización, pero se puede prescindir de él o sustituir por sirope de maíz).
Un vaso de leche entera
225 miligramos de nata para montar
Un limón

Preparación del helado de fresa casero sano y natural:
1. Lavar bien las fresas, cortar los rabitos y cortarlas en trocitos. Repartir por una bandeja honda o molde y espolvorear por encima el azúcar. Dejar que repose durante una hora y media.
2. Añadir la leche, unas gotitas de limón y el azúcar invertido, triturar todo con la batidora. Colar el batido resultante para eliminar las semillas.
3. Montar la nata hasta que se formen picos firmes. Añadir el puré de fresas poco a poco, removiendo de arriba a abajo con una espátula para mezclar sin que se baje.
4. Echar la mezcla en la heladera y dejar durante 40 minutos, conservar en el congelador. Si no tenemos heladera, volcar la mezcla en un recipiente metálico (enfriado previamente), tapar con film transparente y llevar al congelador. Remover cada media hora durante las primeras 3 horas, luego dejar que se congele del todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *